La Realidad De Los Comunicadores: Graduarse No Garantiza Empleo

qwert

Por: Fabio Lapaix

 

El mercado laboral en la República Dominicana parece ofrecer menos oportunidades a los profesionales formados en la comunicación social hoy en día, especialmente para los periodistas. Al menos, eso es lo que opinan jóvenes egresados de la carrera.

A pesar de que cada vez son más los egresados en diferentes carreras de las varias universidades de nuestro país, en la tasa de desocupación abierta que publica el Banco Central (BC), que ahora toma en cuenta la organización jurídica de la unidad de producción, es la desocupación ampliada la que ofrece una medida más fiel a la realidad laboral dominicana.

“Estudié la carrera por pasión. He estado mucho tiempo, casi cuatro años, distanciado laboralmente de ella y siento la capacidad de reintegrarme al campo” expresó Joel Romero, joven periodista graduado de la carrera de comunicación social mención periodismo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Según el comunicador, quien actualmente trabaja en el área administrativa de una institución estatal, es cada vez más difícil que un periodista pueda ejercer en su área hoy día, dado que hay muchos profesionales de la comunicación, habiendo también mucha demanda en las escuelas de la carrera, y no tantas vacantes.

sdf

“A eso hay que agregarle el perfil que solicitan los medios”, agregó, “buscan un profesional integral, que sea el creativo, el que planifica, el que ejecuta y el que vende, pero sus exigencias no se corresponden con la oferta salarial. Eso ha hecho que muchos buenos comunicadores se involucren en otras áreas.”

Romero, quien también ejerció en el área del periodismo por ocho meses luego de su graduación, para medios televisivos como Telenoticias (Canal 11) y un año en TNI (Canal 51), expresa que su norte por ahora es volver al periodismo televisivo y sigue trabajando en su formación con estudios relacionados, en búsqueda de su oportunidad.

Por otro lado, dada la dificultad que presenta el profesional para conseguir trabajo en su carrera luego de su graduación, son cada vez más los jóvenes que deciden optar por dejar los estudios universitarios a un lado.

Alina Lagrange, quien inició sus estudios de comunicación en la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD) dice dejó los estudios universitarios al darse cuenta de las dificultades que tendría al terminar sus estudios para ejercer de manera digna en los medios de comunicación masivos dominicanos.

“Creo que no es justo que una persona se pase cuatro años estudiando, dando todo de sí e invirtiendo dinero en formarse, para que los grandes medios de comunicación, y otros empleadores para otras carreras a parte del periodismo, menosprecien el valor de nuestros sacrificios al ofrecer salarios mucho más bajos de lo que sus exigencias ameritan o al reducir tanto las vacantes, agrupando varias labores que necesariamente deben ser ejercidas por diferentes personas, entre las obligaciones de un único empleado” expresó Lagrange, quien luego de haberse retirado de la universidad ha ejercido una carrera en el poco convencional mundo del modelaje y la actuación.

En conclusión las políticas públicas deben orientarse a corto plazo para enfrentar las problemáticas del desempleo para los jóvenes profesionales. El desaliento que tienen nuestros nuevos profesionales, dada la baja participación laboral, e informalidad en la economía dominicana, es cada vez más creciente. La mejor política social de un gobierno es la creación de condiciones para la generación de empleos formales en procesos productivos que agreguen valor.